Vamos a intentar explicar en qué consisten tres ocupaciones relacionadas todas con el ámbito comercial, y que a pesar de que nos “suenan” parecidas, hasta el punto de que algunos las confunden, tienen, como veremos, características claramente diferenciadoras que las distinguen. Nos estamos refiriendo a los puestos de Comercial, Técnico Comercial e Ingeniero Comercial.

Diferencias entre Comercial, Técnico Comercial e Ingeniero Comercial

Empezaremos por aclarar qué es realmente un Comercial

Los Comerciales son los encargados de realizar la venta y cobro de los bienes y servicios ofertados por la empresa a sus clientes además de realizar también actividades de captación de nuevos clientes. El Comercial se ciñe a vender exclusivamente lo que lleva en el catálogo de la empresa.

Estos profesionales suelen tener un nivel de estudios mínimo de bachillerato, la mayoría de las veces sin llegar a tener estudios superiores relacionados con la actividad propia de su empresa.

No son por tanto profesionales técnicos sino exclusivamente comerciales y su ámbito de actuación se suele limitar al territorio nacional.

Ahora vamos a ver qué es un Técnico Comercial

Sus principales funciones serían la prospección y búsqueda de nuevos clientes así como el mantenimiento de la actual cartera de la empresa.

De forma más extensa sus tareas son establecer relaciones con los clientes y buscar nuevos clientes, analizar sus necesidades, realizar acciones concretas de comercio dentro de su empresa, buscar oportunidades de venta realizando ofertas basadas en las soluciones de la empresa, hacer un seguimiento de las nuevas oportunidades y encargarse del mantenimiento y fidelización de la cartera de clientes actual.

En definitiva, un técnico comercial se encarga de todo el ciclo de venta de un producto o servicio. Desde detectar la necesidad y tener un primer contacto con el cliente hasta cerrar la venta.

En cuanto al nivel de estudios que se le exige al Técnico Comercial, es el de una FP, Grado, Ingeniería Técnica o similar que tenga conexión directa con el tipo de bienes o servicios a los que se dedica la empresa. Además la propia empresa lo formará  de forma específica en aquello que va a vender a los clientes.

A este profesional se le puede requerir también conocimientos de algún idioma (sobre todo inglés o francés), así como un buen dominio en el uso de la informática e internet.

Otro elemento a considerar será su facilidad para el trabajo en equipo, dada la intensa relación que va a tener con el resto de departamentos de su empresa, especialmente con el Departamento Técnico o de Producción  y el de Contabilidad.

Por último nos queda explicar a qué nos referimos cuando hablamos de Ingeniero Comercial

De los tres puestos analizados éste es el más técnico de los tres, sin por ello dejar de ser comercial.

Debe ser una persona que tenga la capacidad de realizar la prescripción de proyectos para los clientes, pudiendo también elaborar por sí mismo las ofertas técnicas y comerciales. Aquí radicaría sobre todo la diferencia con el Técnico Comercial.

Dado que es el más técnico de los tres, el nivel de estudios que se le requiere es de Ingeniería Técnica o Ingeniería Industrial.

Al igual que el anterior se le puede exigir  también conocimientos de algún idioma (sobre todo inglés o francés), así como un buen dominio en el uso de la informática e internet.

9383 View